TODOS NECESITAMOS

TODOS NECESITAMOS UN LUGAR, UN REFUGIO EN EL QUE VACIAR QUIENES SOMOS CUANDO ESTAMOS SOLOS...







domingo, 23 de agosto de 2009

COMO SOY, SEGÚN MI SIGNO??

Tauro tiene un carácter fijo. Así es Tauro: los valores diurnos de lo concreto, lo material y lo real lo llevan sobre los valores nocturnos del inconsciente ...y lo imaginario. Tauro es un ser sociable, caluroso, amable, sano y benévolo. Es también un constructor, paciente y tenaz que no se detendrá hasta alcanzar el objetivo que se fijó. Es lento, y su espíritu no puede contemplar varias cosas a la vez, hace unas cosas después de otras. Tauro es un ser sensual para los deseos imperiosos. Se dice que es el amante más cariñoso del zodiaco, el que mejor sabrá hacer vibrar a su pareja. El amor es para él como una música. Vemos la imagen de un Tauro masculino y viril, pero en realidad se trata de una vaca tranquila: el signo, no lo olvidemos, está regido por una doble polaridad femenina, la de Venus (la de sensualidad, la que evoca el placer y el deseo) y la de la Luna. LA MUJER TAURO: Es muy femenina, siempre maquillada, peinada, perfumada y con la manicura hecha. Raramente se verá descuidada. Alta o baja, morena o rubia, delgada o entrada en carnes, sacará sus armas de seducción y muy pocos se le resistirán, porque desprende sensualidad y alegría. Su carácter es más difícil que el del hombre Tauro: es vengativa y rencorosa, pero sabe recibir y hace cada cena una verdadera fiesta. Le gusta atesorar: armarios llenos, cuenta bancaria llena, joyero… ¿CÓMO AMA? Con paciencia, fervor y a veces resignación, porque su punto débil en este tema es importante: no puede vivir sin un hombre en su vida. ¡Para existir, debe leer el deseo en la mirada de un hombre! Celosa y posesiva, vive muy mal la infidelidad, pero la soportaría por sus hijos y para no cambiar sus costumbres. Ama apasionadamente su casa y hará cualquier cosa por conservarla, en raras ocasiones se divorcian las mujeres Tauro, y tienen culto a la amistad.

Datos personales

ALGUIEN IMPERFECTO PERO..."A SÚA GATIÑA"